Si te interesa la cirugía estética en Oviedo y más concretamente el rejuvenecimiento facial, quédate con nosotros, esto te va a resultar muy útil.

Tu cara es tu carta de presentación, tu sello de identidad. Este es motivo más que suficiente para querer mostrarla siempre joven y radiante. Si es tu caso y estás buscando cirugía estética en Oviedo, te contamos los secretos de lo último en estética: los hilos tensores.

Esta técnica se trata de uno de los tratamientos estéticos que más rápido está creciendo y cuyo objetivo es conseguir un resultado antiedad muy natural. Principalmente, consiste en un efecto tensor de la piel y en la corrección de la flacidez, sobre todo en la zona de mejillas y cuello, además de mejorar la definición de la mandíbula.

Pero ¿qué son exactamente los hilos tensores? Son filamentos del grosor de un cabello hechos de polidioxanona, un material reabsorbible y biocompatible, que se colocan a través del tejido subcutáneo de la zona deseada mediante una aguja muy fina. Se trata de crear una especie de red hecha con estos filamentos que sujeta el tejido del rostro, devolviendo así la firmeza al rostro y tensando la piel del cuello.

Para el procedimiento no es necesario suturar, lo que hace que la técnica no dure más de 20 o 30 minutos. Además, no precisa anestesia general, como mucho, anestesia local. Tampoco es doloroso y no es necesario permanecer hospitalizado. Los resultados son progresivos y, generalmente, el efecto definitivo se observa a partir del primer mes y continúa mejorando hasta los tres meses. Los filamentos tardan en reabsorberse de 6 a 8 meses, pero los efectos duran entre 12 y 18 meses.

Si necesitas más información acerca de los hilos tensores, en Rehavitall estaremos encantados de atenderte y resolver cualquier tipo de duda.